¿Cómo se desarrolla una app móvil?

desarrollo de apps móviles

El desarrollo de apps móviles hoy en día se han convertido en un buen plan de negocios. Sin embargo, para que realmente sea un trabajo lucrativo se necesita mucho más que una buena idea. Es decir, el desarrollo de una aplicación móvil requiere del cumplimiento de varios pasos para definir la funcionalidad y aspecto de la app.

Es un proceso que debe ser guiado por expertos que pueden evaluar la viabilidad del proyecto objetivamente. Se realiza el mock up de la aplicación para ayudar a definir las funciones esenciales así como objetivos principales. Igualmente, se debe elegir la plataforma para la app; lo cual también depende de cuál es nuestro público objetivo y si es privado.

Las aplicaciones de uso público deben obligatoriamente cumplir con una serie de normas establecidas por la store o tienda de aplicaciones. Además, las licencias privadas deben pagarse. Estas son decisiones que deben tomarse teniendo en cuenta que la rentabilidad está dada por el perfil de usuario por ubicación.

¿Qué tecnología utilizar?

Una aplicación puede tener tecnología nativa, híbrida, híbrida y UI así como nativa o generada. Para la funcionalidad y el rendimiento de la aplicación se puede mejorar notablemente con los webkit y los frameworks UI que sean más adecuados. Pero cuando se trata de aplicaciones con mayor uso de recursos gráficos, animaciones y de renderización; lo mejor es usar tecnología nativa. Así se aprovecha al máximo el hardware.

Cuando es una aplicación que se basa en la búsqueda de datos y consulta de datos se requiere de eficiencia en las conexiones mediante API ‘s. Es aplicable a la gestión de contenido escrito y en imágenes. Actualmente la mayoría de las apps están disponibles para móviles y equipos con Android y con sistema IOS. Pero ha habido un repunte en el desarrollo de apps multiplataforma. Trabajan sobre Javascript (Web App) y HTML5.

Quienes estén interesados en desarrollar apps móviles para Android pueden usar Android SDK e IDE de Eclipse. Además, como herramienta de trabajo se puede emplear ordenadores con sistemas Microsoft Windows, con Mac OS X o también Linux de código abierto. Generalmente se recurre al uso del framework Java por sus bibliotecas de lenguaje, pero también hay otras opciones. Algunos recomiendan usar un emulador de Android para evaluar los progresos e identificar errores y hacer correcciones.

Costes y tiempos  

Por otra parte, en términos económicos una app nativa es más económica que una app híbrida. El coste también depende del mantenimiento y de las actualizaciones que deben hacerse a futuro por un tiempo indeterminado. Lo cual en el caso de las aplicaciones nativas es una desventaja. Obliga al desarrollador y al equipo a intervenir en cada plataforma porque está en varios sistemas por separado.

Además, se debe tener en cuenta el pago de la licencia de desarrollador Android. Sumado a los gastos correspondientes a los equipos que son principalmente el dispositivo móvil y el ordenador. En el caso de las apps para la multinacional Apple Inc de uso privado, se libera la SDK para que sea posible modificar y cambiar las apps por los desarrolladores. Pero no permite la instalación de hardware de terceros.